Inicio

Adiestramiento

Cachorros

Comportamiento

Avances

Gatos

Perros

Novios

Avances Científicos

2005

Prueban hibernación con ratas

Las células cardíacas pueden regenerarse

Terapia génica contra el Parkinson

Carne y leche de bovinos clonados son seguros

Embrión humano en útero animal

Hembras se motivan con el olor de peces

 

 

Avances 2002-2003

    Avances 2004


 

 

El Mercurio, 04 de mayo de 2004

Investigación:
Las células cardíacas pueden regenerarse

El hallazgo promete una alternativa de tratamiento eficaz para pacientes que han sufrido un ataque al corazón.

Hasta ahora, se pensaba que las células del músculo cardíaco -llamadas cardiomiocitos- eran incapaces de multiplicarse en los mamíferos después de su nacimiento. Un dato no menor, considerando que después de sufrir un ataque al corazón, el tejido que lo forma queda dañado y sin posibilidad de regeneración.

Pero un equipo de investigadores acaba de descubrir lo contrario. En el mejor hallazgo de este tipo conocido a la fecha, científicos del Instituto Médico Howard Hughes, del Hospital de Niños de Boston, y de la Escuela de Medicina de Harvard, lograron inducir exitosamente la división y multiplicación de las células cardíacas adultas.

Para ello, previamente los doctores Mark Keating y Félix Engel inhibieron la acción de una enzima (la p38), responsable de suprimir la replicación de los cardiomiocitos.

Los investigadores ya habían demostrado en experimentos con fetos de ratas que el incremento de la actividad de dicha enzima se correlaciona con un menor crecimiento cardíaco. Y, por el contrario, al reducir la acción de la enzima, el corazón se desarrolla más rápido.

Luego, repitieron los experimentos con cardiomiocitos adultos, también de ratas, y encontraron similares resultados.

En cultivos de laboratorio, observaron que la activación de la enzima p38 reduce la síntesis de ADN, el primer paso clave en la replicación celular. También descubrieron que la p38 regula la actividad de los genes involucrados en la mitosis (la división del núcleo de la célula en dos), un segundo paso en la reproducción celular. Por último, determinaron que la inhibición de la enzima favorece la citoquinesis, el último paso de la multiplicación celular, en el cual la célula se divide en dos nuevas células.

"Éste es sólo un pequeño paso hacia la terapia regenerativa, pero es muy importante -dijo Keating-. La inhibición de la enzima p38 es una posible estrategia terapéutica".

Cuando un corazón humano se ve dañado, el músculo no puede volver a crecer y es reemplazado por tejido cicatricial que dificulta el bombeo cardíaco y expone al paciente a arritmias constantes.

Keating y sus colegas ahora estudian roedores a los cuales se les han provocado ataques cardíacos para ver si agentes que inhiben la enzima p38 (ciertas moléculas y proteínas) mejorarían la función cardíaca y su regeneración.

Un estudio de 2001 del New York Medical College ya había encontrado evidencia sobre la capacidad regenerativa de las células del músculo cardíaco.

ALTERNATIVA

Inhibir la enzima p38 sería más práctico que la terapia con células madre para lograr la reparación del tejido cardíaco dañado.

En Internet
Detalles del estudio:
www.chldrenshospital.org/research
 

atrás
 

El Mercurio, 13 de abril de 2004

EE.UU:
Prueban hibernación con ratas

Investigadores del Centro de Investigación contra el Cáncer "Fred Hutchinson y la Universidad de Washington lograron en ratones un estado similar a la hibernación mediante sulfuro de hidrógeno, un descubrimiento que podría utilizarse en la medicina. En una publicación de "Science", ellos explican que esta técnica es una manera muy prometedora de ganar tiempo cuando se necesita. Cuando se frenan las funciones metabólicas, se preservan los órganos, algo que podría ser crucial en el caso de, por ejemplo, pacientes muy graves que necesitan con urgencia un trasplante de un órgano, o para enfermos a los que hay que hacerles una transfusión de sangre.

atrás

 

El Mercurio, 13 de abril de 2004

Medicina:
Terapia génica contra el Parkinson

Cambiando la composición de las células podría acabarse con este mal neurológico. Experimentos en ratas han sido exitosos.

Cuarenta mil chilenos padecen el mal de Parkinson, la enfermedad neurodegenerativa más común en la población adulta después del Alzheimer.

El gran problema para el 1% de los mayores de 55 años que sufre esta patología es que todavía se desconocen las causas que hacen que las neuronas y los neurotransmisores que controlan los movimientos del cuerpo se vayan destruyendo.

Por eso, hasta ahora, los tratamientos sólo se han basado en limitar el temblor involuntario y la rigidez muscular. Es decir, los síntomas que provoca este mal, caracterizado por un déficit del neurotransmisor dopamina y un aumento de acetilcolina, que provoca una disminución de los estímulos en la corteza motora, y que finalmente lleva a una falta de movimiento.

Si bien las terapias logran disminuir los temblores, la enfermedad sigue avanzando.

Por eso, los médicos están tratando de averiguar cuál es el primer paso que lleva a que una persona desarrolle Parkinson.

Terminar con el mal
Para ello, un grupo de médicos norteamericanos, encabezados por el doctor David Sulzer, de la Universidad de Columbia, y quien participó en el segundo Encuentro de Neurotoxicidad que se realizó en Viña del Mar, ha estado trabajando para avanzar en la terapia génica, la última aproximación a la enfermedad.

"Pensamos que quizás en los pacientes con Parkinson la dopamina está en un lugar equivocado dentro de la célula. Si esto es cierto, entonces bastaría cambiar la expresión del gen al principio de la enfermedad para evitar que se desarrolle", explica el investigador estadounidense.

Hasta el momento los médicos no saben cómo llevar a cabo la terapia génica en humanos, porque hay que alterar toda la conformación genética. Sí lo han hecho con ratones, y los resultados han sido positivos.

"Para que nuestra terapia funcione en seres humanos faltan años, pero la gracia es que frenaremos la enfermedad, no sólo paliaremos sus síntomas", precisa el doctor Sulzer.

Pero mientras la terapia génica no esté lista, hay cirugías, como la Estimulación Cerebral Profunda, que funciona bien con algunos pacientes.

Sin embargo, el médico inglés Peter Jenner, del King's College de Londres, afirma que el mejor fármaco sigue siendo la mundialmente utilizada levadopa. "Ninguna droga es tan buena", admite, aunque reconoce que no termina con el mal y que puede generar efectos secundarios en algunos pacientes mayores, como psicosis y alucinaciones.

atrás

 

El Mercurio, 13 de abril de 2004

Investigación:
Carne y leche de bovinos clonados son seguros

Científicos estadounidenses aseguran que productos no tienen diferencias con los de animales concebidos de manera natural.

La carne y la leche de los bovinos clonados son similares a las de animales nacidos de manera natural, según un estudio difundido en Estados Unidos y que es la primera evaluación a gran escala del valor nutricional y los riesgos de estos productos para la salud humana.

"Hemos concluido que no hay diferencias notables entre la carne y la leche de los animales clonados, comparadas con la de los bovinos producidos naturalmente", explicó Xiangzhong Yang, biólogo de la Universidad de Connecticut que participó en el estudio publicado en los anales de la academia estadounidense de ciencias.

"Todos los parámetros examinados en esta investigación se sitúan en el margen normal de las carnes y productos lácteos bovinos autorizados actualmente para consumo humano", agregó.

La FDA, la agencia federal estadounidense que regula los alimentos y productos farmacéuticos, todavía no ha autorizado la comercialización de carne y lácteos de animales clonados, y en 2003 expresó públicamente reservas sobre estos productos.

De hecho, la FDA indicó que publicará a la brevedad la evaluación que realizó para saber si los productos de bovinos clonados son seguros para el consumo humano.

En 2002, luego de una serie de análisis, la academia estadounidense de ciencias había concluido que los productos de animales clonados no deberían presentar riesgos para la salud humana, aunque advirtió sobre la escasez de estudios sobre el tema.

atrás
 

Las Ultimas Noticias, 29 de marzo de 2004

Sex appeal
Hembras se motivan con el olor de peces

El secreto de la atracción masculina podría yacer en el olor de un pez espinoso. Investigadores de la Universidad de Cardiff encontraron una sustancia química que hace a los peces machos más atractivos para las hembras. Los científicos estudiaron durante tres años a cientos de pequeños peces espinosos y encontraron que algunos machos producían unos fragmentos de proteína llamados péptidos. “Las hembras huelen estos péptidos y determinan cuáles son los machos de mejor calidad. Hasta ahora, no sabíamos cuál sustancia química emitía esta señal olorosa”, explicó Sian Griffiths, de la Escuela de Biociencia de Cardiff.

atrás

 

El Mercurio, 21 de marzo de 2004

INGLATERRA:
Embrión humano en útero animal

Elegir el sexo de los hijos, clonar e implantar embriones humanos en animales son algunas de las posibilidades que contempla el proyecto de ley que presentará esta semana un grupo de parlamentarios ingleses del Comité de Ciencia y Tecnología. Los científicos creen que mientras más genética humana lleven incorporados los animales utilizados en laboratorios, más fácil será el desarrollo de nuevos fármacos y la producción de órganos para trasplantes.

atrás